En este segundo Tip (¡de los 10 que hemos prometido!) vamos a suponer que ya tienes tu cámara y estás listo para invertir unos pesitos más.
En esta serie de post procuraremos manejarnos con un “supuesto presupuesto” chico; por eso al hablar de accesorios no vamos a mencionar teleobjetivos, flashes sincronizados por radio ni otros artefactos caros dedicados habitualmente al mundo de la fotografía profesional.
En esta nota proponemos la adquisición de tres accesorios económicos:
A- Un trípode
B- Otra tarjeta de memoria (suponemos que ya adquiriste una de 2GB)
C- Un buen estuche rígido

El Trípode
Los hay pequeños y grandes; los más conocidos “de mesa” con patas rígidas o flexibles suelen ser auxiliados con una mesa o el techo del auto. Se pueden acomodar entre las piedras con algo de paciencia y pueden ser un “pequeño” aliado de emergencia.

tripode_01

Replegado parece una "Espada Láser" tipo "Star Wars"

Yo recomiendo los extensibles de aluminio, los cuales, estando replegados, alcanzan unos 45 cm. de largo y suelen ser livianos.
Los trípodes más “importantes” (con patas gruesas y nivel de burbuja) son muy útiles para fotografiar objetos inmóviles pero no son los que nos interesan en este momento.
El trípode será la herramienta ideal cuando hagas tomas usando el Temporizador (que toda buena cámara digital posee) y debas salir corriendo a “sumarte” a la foto.

Otra Tarjeta de Memoria
Si sólo fuésemos a sacar fotografías no recomendaría otra tarjeta, pero las cámaras digitales incluyen la capacidad de filmar video digital y unos pocos minutos de éste ocupa un espacio mucho mayor que el de las fotografías.
¿Porqué el video ocupa tanto espacio en las memorias?; para entenderlo de una forma sencilla: 1 segundo de video equivale a unas 30 fotografías de baja resolución; si en un segundo hay 30 fotitos, hagan la cuenta en unos pocos minutos.
Por eso recomiendo leer cuidadosamente el manual de su cámara para saber a ciencia cierta la cantidad de minutos que se pueden grabar en su tarjeta de memoria.
Hoy mi recomendación es tener 2 tarjetas de 2GB c/u.

Un buen Estuche Rígido
Hay todo tipo de estuches para las cámaras digitales, pero recomendamos enfáticamente que elijan uno cuyo exterior sea rígido y por dentro suave y acolchado.
La duración de su cámara digital tendrá mucho que ver con la elección de un “escudo” adecuado.

No se enojen, agrego 1 accesorio más…
Para aquellos que tienen cámaras con baterías recargables y no son nuevas les sugiero conseguir otra batería, ya que la anterior, con el tiempo de uso, ha estado perdiendo la capacidad de retener la carga y los puede dejar “a pie” en medio de un viaje.

¿Cuánto les hice gastar?… ¿Les parece mucho?; me comprometo en el próximo “Tip” a no pedirles que compren nada… (por ahora).

Paparazzi Digital Team