Con un eslogan muy motivador: “Usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto” la empresa Eastman Kodak Company lanzaba a la venta en el año 1888 una cámara fotográfica, cargada con rollo y listas para usar. Una vez utilizada la cámara, debía enviarla a Kodak y esta, la retornaba con sus fotos impresas y cargada nuevamente. Hoy, en la era digital, esta promoción lanzada por la empresa, se aprecia como pintoresca, pero en realidad, logró con esta acción, una llegada masiva al uso de la fotografía.