Fué el físico escocés James Clerk Maxwell ya fotografió el mismo objeto tres veces con luz roja, verde y azul  y al mezclarlo obtuvo así la primer fotografía en color. A esto llamó método aditivo.